martes, septiembre 26, 2006

¿Cuánto vale lo que realmente vale?

Un kilo de tomates, una lata de sardinas, dos de atún?
Una canasta de espárragos, un río de agua limpia?
Un bosque de frondosos árboles, una ráfaga de aire fresco y puro?
Un par de zapatos, un corte de pelo, la manicure ?
Una muñeca, una pelota, un vestido verde y violeta?
Dos pinceles, dos pianos, tres chocolates?
Tres autos Ferraris, una casa en el country?
Una vida, un kilo de pan, dos tratamientos de ortodoncia?
Un libro, dos entradas para el cine, dos riñones, un pulmón?
Tres camisas, una cartera, un corazón, dos besos?
Dos tornillos...tres o cuatro ?
La cordura, la razón, el atino?
porque ésto es lo que hemos perdido!
Le damos valor a lo que realmente no lo tiene y
le perdemos el respeto a aquello que,
no solamente sí tiene el verdadero valor,
sino que también es irrepetible y único.
Bueno...a buscar el precio de los torrnillos...o mejor aún
a escribir una lista bien bonita y larga de todo aquello que sí vale.
Empezamos?

Etiquetas: , , ,

4 Comments:

Blogger Patri dice...

Los "tornillos" que yo necesito... no tienen precio!!!! jaja!!! me encantan las preguntas... quiero leer las repuestas!!!
Un beso, Jack (mi chocolate preferido, porque siempre viene con sorpresa) y pasate por el blog así ves lo que te mencioné en la escuela.....Chauuuu. Patricia

6:53 a.m.  
Anonymous Marce dice...

Mujer de preguntas sin respuestas!!quiero tu teléfono. Preguntémonos cosas tomando un café en Buenos Aires.Será?
MF.

5:00 p.m.  
Blogger 77arcos dice...

Deberíamos pedir presupuestos... Si encontrás un Río barato avisame (de "la plata" olvidate jeje) :) Besos Jake!

11:26 p.m.  
Anonymous pali dice...

y...a ver. Yo empiezo por las que conozco:
Abrir los ojos a la mañana y encontrarme con la carita de Cathy sonriendo, vale más o menos igual que el beso de las buenas noches de Michi.
Escuchar a Cathy diciendo "gracias, Jesús por mi mamá" debe estar casi lo mismo que todo el oro del mundo...
Tengo miles de esas. Creo que todo empieza con el mayor tesoro del mundo: mi familia, porque una familia feliz no es sino
un paraíso anticipado.
Ahora me toca a mi: GRACIAS, JESÚS POR MI FAMILIA!!!!

11:47 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home