miércoles, abril 30, 2008

algunas veces...qué puedo decir?

Letra en prosa:

"Mira al reloj en la pared, Las manecillas apenas desplazan a todos. No puedo permanecer en el estado que estoy. A veces se siente como los muros me encierran.Oh Señor ¿qué puedo decir?Estoy tan triste desde que se fue los relojes de tiempo en tiempo (tictac sobre mi) la Soledad es el último lugar en el que yo quería estar. Señor ¿qué puedo decir?Trate de enterrar lejos de mi los lamentos, ahogar mis tristezas de la misma manera parece que no importa lo mucho que intento...Se siente cómo la soledad está dentro.Oh Señor ¿qué puedo decir? ¿Cómo puedo romper normas?¿cuántas mentiras puedo decir?¿cuántos caminos puedo andar?…para encontrar un lugar donde el puente no se quema? " (Brandi carlile)

La soledad no tiene nada que ver con una situación física, podemos estar rodeados de personas en medio de la más grande de las ciudades y estar, aún así: solos...O estar en la nada total, en el olvido de todos y estar plenos. Creo que Él hace eso en mi vida. Algunas veces no tengo ganas de escribir las comas ni de dibujar mayúsculas clasistas. Tampoco tengo ganas de leer las noticias que acuchillan el entendimiento de la propia raza humana. Otras veces deseo oler el frío y quedarme mirando por horas el cielo y los cambios de tonalidades hasta que se hace noche estrellada. Pocas veces me enojo conmigo misma intentanto tenerme la misma tolerancia que tengo para con los demás. Suelo pasar tiempo pensándome y pensando. Anhelo desarrollar un continuum con lo que me refiero a la idea de que para alcanzar un óptimo desarrollo físico, espiritual , mental y emocional, los seres humanos necesitamos vivir las experiencias adaptativas que han sido básicas para nuestra especie a lo largo del proceso de nuestra evolución. Las personas amigas, la familia de sangre y la que se elige, los colores, los sabores, música ...el vivir y el morir son parte del continuum ...
El dolor ajeno me desgarra. Los que me conocen saben que no me quejo del propio, sea de la índole que sea. Pero el ajeno, me subleba. La noticia de la muerte de una querida mujer me ha dejado con preguntas. Muchas. Sí, solo ideas sueltas, solo eso por hoy.
Silencio......................................................................

Etiquetas: , , , ,

8 Comments:

Blogger Ernesto Pérez-Castro dice...

Las ideas que sueltas han alcanzado estas costas lejanas y han liberado a algunas correligionarias de mi mente. Las dejo que vuelen. Y me uno al silencio por un rato. Te abrazo fuerte desde acá hasta allá.

3:48 a.m.  
Blogger Evan dice...

Ufff, cómo no entenderte Jake, a mi el dolor ajeno me afecta más que el propio...

Te dejo un beso y un abrazo de oso!

10:06 a.m.  
Anonymous sin nada que decir dice...

El verdadero amor entre dos seres humanos te pone más en contacto con tu ser más profundo. Es un amor en Dios…
La muerte o la ausencia, no agota ni disminuye el amor de Dios que te llevó hacia la otra persona. Te exige dar un nuevo paso hacia el misterio del amor inagotable de Dios. Este proceso es doloroso, muy doloroso, porque la otra persona se ha transformado en una verdadera revelación del amor de Dios para ti. Pero, cuanto más despojado estás del apoyo de la gente dado por Dios, más exigido estás a amar a Dios por Dios. Este es un amor pasmoso y terrible, pero es el amor que ofrece vida eterna. (PP 113 y 114) H. Nouwen

6:55 p.m.  
Blogger Genín dice...

Puff!
Me pasa lo mismo Jakelita, yo el dolor mio lo soporto estoicamente, pero no puedo soportar ver sufrir a los demás, y cuanto mas próximos son mas me duele a mi...
Ahora mismo estoy soportando una lumbalgia a palo seco,por primera vez en mi vida, osea, sin tomar medicación alguna, y encima metiéndome ejercicio físico al cuerpo...
¡Que le vamos a hacer si somos así!
Un beso grande, consolador,y salud!

10:24 p.m.  
Anonymous andres dice...

es duro la muerte de seres conocidos

1:13 a.m.  
Anonymous solchis dice...

quee buena traduccíon¿por que en prosa?
me gusta esta chica de una pelicula o serie que era de hospitales.
besitis

2:29 p.m.  
Blogger Adonai dice...

Jake, te entiendo perfectamente. Creo que es imposible no sentir el dolor del otro porque ¿dónde acabo yo y empieza el otro?, estamos todos unidos, hay algo que es común y forma nuestra esencia y ahí, fuera de nuestras personalidades, no hay tu y yo, somos uno...
Un placer visitarte y te agradezco también tu visita...
Un abrazo muy fuerte.

2:58 a.m.  
Anonymous lalo dice...

ya seee lo que se siente sopongo que es por j

3:11 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home